Page 27 - 9781937503857_text.indd

Basic HTML Version

Nacimiento
17
miento
Gestalt
quedaron profundamente grabados en
mí, crearon una corteza, un tejido de cicatriz en mi
alma. Ese temor no me impidió tomar un gran interés
en ese campo, e incluso contemplé estudiar psicolo-
gía en la Universidad de Tel-Aviv antes de empezar
los estudios universitarios en los Estados Unidos. La
curiosidad no desapareció, y a mi regreso a Israel,
en el verano de 1991, estudié psicología en la Uni-
versidad Abierta. Las vivencias que experimenté y lo
que alcancé a aprender sobre el tema me aclararon
que hay personas a las cuales el tratamiento conven-
cional les cae bien, pero yo no soy una de ellas. No
rechazo ningún método, obviamente, pero pienso que
cada camino debe ser adecuado a la persona.
Cuando tenía veintitantos años, a raíz de varias crisis
en mi vida personal, empecé a participar en grupos
de apoyo. Por primera vez en mi vida fui parte de un
grupo de gente que afrontaban problemas semejantes
a los míos y aprendí mucho acerca del apoyo mutuo.
Durante un tiempo largo participé en sesiones, y el-
las me ayudaron a entender que yo no estaba sola y
que debía asumir responsabilidad por mi parte en la
situación. En esa época fui capaz de entender la im-
portancia de dicha responsabilidad sólo en forma ra-
cional. Era muy joven. No puedo decir que realmente
entendí a profundidad el significado de esa responsa-