Page 14 - 9781937503857_text.indd

Basic HTML Version

Shari Arison
4
lo comercial y lo material, y lo espiritual. Un mundo
donde el espíritu y la materia se reúnen.
El mundo viejo se desmorona a nuestro alrededor. No
de golpe, sino en un proceso que lleva ya años y que
en estos días llega a su apogeo. Cual herida que para
ser curada y cicatrizar debe drenarse de toda la pus,
también este apogeo viene acompañado por dolor y
sufrimiento, por una infección que debe ser purifi-
cada, y esa purificación quema, atormenta, pero es
necesaria. Para volver a empezar debemos limpiar-
nos de aquello que nos hacemos a nosotros mismos,
aquello que hacemos el uno al otro, aquello que le ha-
cemos a nuestro medio ambiente y a nuestro mundo.
La creciente agresividad, los estallidos de guerras, el
colapso de la economía, la toxicidad del aire, la hosti-
lidad de los medios de comunicación, la irrupción de
epidemias, todas las calamidades de nuestro mundo
son nuestra pus, son aquello de lo cual debemos libe-
rarnos, debemos curarnos para alcanzar lo nuevo, lo
limpio, lo otro.
Por mucho tiempo nosotros, como humanidad, actua-
mos con irresponsabilidad clamorosa. Perdimos el
equilibrio y sacamos de equilibrio a nuestro mundo.
Queríamos todo para nosotros mismos. No veíamos el
panorama general, no tomábamos en consideración a